Dr. Dre – Un Rey Midas del Hip Hop

29 agosto, 2018
Posted in BLOG, Música
29 agosto, 2018 Luis Suárez

Dr. Dre – Un Rey Midas del Hip Hop

 

Podríamos decir que Andre Young (más conocido como Dr. Dre) ha pasado por todas las “fases” de un artista del Hip-Hop, y además lo ha hecho con éxito en todos los escalones de su camino. Estudiando un poco sus pasos, es fácil ver por qué hoy es uno de los referentes mundiales en su campo.

 

Nació en California, hijo de padres adolescentes, fracasó en sus estudios, se mudó varias veces de ciudad, fue padre también a muy temprana edad, fue dj de un club y se subió a las tarimas como rapero en una banda y en solitario. Y todo esto podría ser la historia de cualquier aspirante. Pero él, sí lo consiguió.

 

Haciendo un breve repaso, comenzó a pisar escenarios como miembro del grupo N.W.A., del que se apartaría en la cúpula de su popularidad. Comenzó a producir música para él mismo y otros artistas muy notorios de su género. Pero su punto de inflexión puede decirse que es el momento en que produce dos canciones para el primer álbum de un artista en aquel entonces desconocido. Un rapero de Detroit al que casi nadie puede decir que no conoce. El internacionalmente conocido Eminem.

 

Dr. Dre ha estado presente en nuestras vidas sin que nos demos cuenta. Es casi improbable que no hayas escuchado una canción de artistas como Gwen Stefani, Mary J. Blige o 50 Cent.

 

Pero, incluso el hip hop no es la música que escuchas (incluso si te niegas a hacerlo y sólo expones a tus oídos al sonido de otro estilo musical) sin duda habrás visto a alguien utilizar (o puede que incluso tú mismo) los conocidos auriculares de la marca “BEATS (By Dr.Dre)”. Te suenan ¿cierto? Bueno, en este punto ya no podemos negar que su trabajo ha llegado… “a nuestros oídos” (chiste fácil, lo siento). Ahora en serio, esta línea de auriculares y altavoces ha recorrido el mundo entero, y sólo por eso debemos concederle también la medalla al magistral empresario.

 

Hablando de un Productor Musical debemos mirar más allá de sus trabajos, hacia su metodología y herramientas. Se ha ganado a pulso la etiqueta de perfeccionista. Su ética de trabajo es tan estricta que en una ocasión hizo repetir más de cien veces la misma toma a uno de sus artistas (o al menos eso cuentan).

 

Por raro que parezca en pleno siglo XXI las herramientas digitales están lejos de igualar a determinados “aparatos” analógicos en un estudio de grabación. Basta con ver sus sesiones de estudio para comprobar que este maestro de la “vieja escuela” no renuncia a equipos como el sampler AKAI MPC-3000, la caja de ritmos Roland TR-808, la mesa de mezclas Soundcraft Ghost. Sin prescindir, como es lógico, de un moderno controlador M-Audio Keystation Pro-88, o el paquete de librerías profesionales de sonido por excelencia, Komplete, proporcionado por la compañía alemana Native Instruments. En cuanto a microfonía reconoce su predilección por el Sony C800-G, un peculiar ejemplar de condensador con válvulas propias incorporadas. Y no, no vamos a preguntarle qué auriculares prefiere, porque podemos imaginar que utiliza los de su propia firma.

 

Y haciendo una apreciación en el debate entre los equipos analógicos y digitales, tal vez parezca ilógico no seguir las tendencias, pero en cuestión de trabajo, la seriedad está por encima de las modas. De hecho, aquí mismo, en Montecristo empleamos (aunque esté feo decirlo) lo mejor en equipos analógicos (como la mesa de mezclas AMEK Big by Langley 44ch, un preamplificador Manley VoxBox de válvulas, microfonía de cinta, sólo por mencionar algo).

 

Pero volvamos a nuestro protagonista. Podríamos decir que, si un deportista de élite puede pasar de los terrenos de juego a las oficinas del club, un artista de talento puede ascender de los escenarios a la silla del productor en una compañía discográfica (e incluso fundar la suya propia). Éste precisamente ha sido el trayecto de Dr. Dre. Logró ganarse el respeto sobre los escenarios con su primera banda de hip hop y luego en solitario, pero ha sido en su faceta de productor donde ha logrado ser uno de los profesionales más admirados del mundo.

Porque no hablamos de uno más. Hablamos de un empresario musical que es ya una marca propia, un sello, una institución. Entrando (con alfombra roja incluida) a ese selecto club de productores musicales del que todos hemos oído hablar (al menos si has encendido una radio en los últimos veinte años).

 

Un Rey Midas en la industria del Hip Hop.

Síguenos y dale LIKE:
, , , , , , ,

Comment (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *